2 feb. 2010

Creer lo que no ven

A veces me he parado a reflexionar mirando a través de la ventana. En el reflejo solamente he podido encontrar una imagen de la habitación, de mí, de mis ojos. Pero cuando he mirado más allá, cuando he conseguido mirar más allá…no he sido capaz de ver mucho más…Sólo gentes tristes que caminan en una ciudad desierta.

A veces me he preguntado qué hago aquí, cuál es el camino que debo seguir… ¿hay algún camino? Realmente soy feliz… me digo a mí misma y alzo la cabeza…y miro hacia delante, así es más fácil creerlo.

A veces he mirado a mi alrededor y me he cruzado con la mirada de una de esas personas tristes…agacho la cabeza…me he dado cuenta que no soy capaz de sostener esas miradas…me da miedo convertirme en una de esas personas grises…me da miedo mirar el futuro a través de esos ojos inciertos…tener que pensar que no existe nada más allá de lo que podemos ver…

A veces he seguido adelante…me cuesta creer que todas las risas y la felicidad ya pasadas se puedan perder. No están aquí…no están ahora aquí pero puedo sentirlas sólo con pensar en ellas…puedo sentirlas al igual que las risas de los niños que veo tras esta ventana…las risas de los niños que atraviesan la mirada de las personas grises recordándoles que no todo consiste en creer lo que ven.

Danteska1987.

2 comentarios:

  1. Cierto es, que las personas están cada vez más vacias, e incluso parecen que ya no tienen alma. No obstante, las personas que somos capaces de apreciar esto, encontramos nuestro sitio en este loco mundo gracias a estas personas.
    Nos hacen ver las cosas desde otra prespectiva, haciendonos que nos superemos y podamos ver lo que ellos no han conseguido, y además nos hagan pensar sobre lo que nos rodea para que no nos convirtamos en compartiementos estancos.
    Si lo miras desde este punto de vista son instrumentos al servicio de nosotros.

    ResponderEliminar
  2. Es triste pero real... Hay que seguir siempre confiando en la esencia que lo hace a uno un ser unico y particular.Seguir siendo ese niño para no perecer, para no desaparecer.

    ResponderEliminar