16 feb. 2010

Los tres filtros de Sócrates

Alguien se acercó una vez a Sócrates para contarle un rumor sobre uno de sus discípulos. Sócrates, antes de escucharlo, sometió al interlocutor a la prueba del triple filtro.

- Antes de contarme, dime primero: ¿Lo averiguaste tú mismo o te lo han contado? (FILTRO DE LA VERDAD).
- Me lo acaban de contar, pero lo consideran totalmente cierto.

- Entonces, no puedes certificar que es cierto, ¿verdad?
Dejando a un lado lo anterior, ¿aquello que vas a contarme va a beneficiar a mi discípulo? (FILTRO DE LA BONDAD).
- Todo lo contrario, le podría perjudicar.

- Y por último, ¿me va a ser útil o provechoso? (FILTRO DE LA UTILIDAD).
- La verdad es que no.

- PUES SI NO ES CIERTO, NI BUENO, NI ÚTIL, NO ENTIENDO LOS MOTIVOS POR LOS QUE HE DE ESCUCHARLO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario